MENSAJE DE FIN DE AÑO DEL PRESIDENTE DE LA JUNTA DE ANDALUCIA

Andalucía, 29 de diciembre de 2012
Me dirijo a todos ustedes para felicitarles el Año Nuevo y desearles lo mejor.
Hemos acabado un año muy difícil y los pronósticos para 2013 no son muy optimistas.
Pero quiero decirles que, con el esfuerzo de todos los andaluces, podremos superar esta situación, la más dura de los últimos tiempos.
Casi cinco años de crisis nos demuestran que solo con austeridad no vamos a mejorar. Es un error que, de mantenerlo, nos va a llevar a una sociedad más insolidaria, con más desigualdades y menor social.
La economía necesita estímulos para crear empleo y la sociedad nos exige preservar
los derechos y libertades que tantas generaciones lucharon por conquistar.
Hace ahora 35 años, en una situación de enormes dificultades políticas, económicas
y sociales, todos los partidos de España adquirimos el compromiso de trabajar por una salida de la crisis que repartiera con equidad los sacrificios. Lo hicimos en los llamados Pactos de La Moncloa.
Evoco aquel pasado porque, en un momento muy difícil, supimos gestionar la crisis
desde la política. Porque no se dejó que fueran únicamente los mercados los que la
resolvieran: Lo hicimos entre todos y con todos.
Pues bien, también ahora, deberíamos ponernos a trabajar en esa misma dirección.
Hay que cumplir con nuestras obligaciones financieras, pero también con nuestras
obligaciones políticas y con nuestra responsabilidad institucional. Y eso obliga a que los sacrificios se repartan con equidad; a estimular la economía para crear empleo; y a garantizar la protección social.
Os pido que creamos firmemente en nuestras posibilidades como sociedad, en nuestra fuerza como pueblo. El 4 de diciembre de 1977, los andaluces y las andaluzas salimos masivamente a la calle para conquistar el derecho a decidir por nosotros mismos, el derecho a elegir el mejor futuro para nosotros, para nuestros hijos y nietos.
Andalucía hizo historia entonces y ahora tenemos por delante otro gran desafío:
Volver a mostrar nuestra fortaleza y comprobar cómo, desde la unidad y la solidaridad, nuestro empeño no será baldío.
Por eso, de cara al año que pronto comenzará, invito a todos los andaluces y andaluzas a que nos sumemos a un gran Pacto por Andalucía. Es tiempo de cambios pero no de retrocesos.
Es tiempo de impulsar la economía y preservar los servicios públicos esenciales; de
hacer que nuestros jóvenes encuentren su oportunidad. Tenemos infraestructuras, capacidad, talento y coraje. Tenemos empresas innovadoras que están conquistando nuevos mercados en sectores donde somos fuertes como lo son el agroalimentario o el turismo, y también en nuevas actividades de vanguardia.
Pero es necesario que cualquier andaluz que tenga una buena idea para crear una
empresa encuentre financiación en los bancos a los que estamos ayudando con el dinero de todos y que deben asumir también un mayor compromiso con Andalucía.
Es tiempo de defender nuestra sanidad universal; una sanidad que promociona la
salud, que investiga, que forma profesionales, que atiende la enfermedad, que cuida y rehabilita y que lo hace con equidad atendiendo a todos con independencia de los recursos de cada persona.
Es tiempo de renovar nuestros compromisos con una educación pública que garantiza
la igualdad de oportunidades y que sabemos que hay que mejorar día a día con el
compromiso de todos: padres, profesores y alumnos.
Es tiempo también de mantener la atención pública a las personas mayores que, lejos
de ser clases pasivas, son parte activa de nuestra ciudadanía, y que hoy, con su modesta
pensión y su compromiso familiar, tanto están ayudando a sus hijos y nietos.
Es tiempo de no retroceder en la igualdad, de seguir atentos contra cualquier tipo de
discriminación y, muy en especial, la que desemboca en la despreciable violencia de
género.
Y es tiempo, sin duda, de seguir apoyando a los que tienen más dificultades; a los
desempleados, a los que un desahucio les puede arruinar sus vidas; a las personas dependientes
y a todas cuantas con algún tipo de discapacidad necesitan el apoyo público.
La crisis no puede romper aquello que nos hace mejores; todo lo que construye un
país: la cohesión social, la solidaridad y la confianza.
Es tiempo de cambios pero no de retrocesos.
Una crisis de estas dimensiones no se soluciona ni con imposiciones ni desoyendo
el clamor de la ciudadanía.
Necesitamos, hoy más que nunca, del concurso de todas las fuerzas políticas, de todos los agentes económicos y sociales de Andalucía. De las clases trabajadoras, de los sindicatos y empresarios, de las cooperativas y de las asociaciones ciudadanas. De nuestros jóvenes y mayores y de cuantos andaluces residen en el exterior y a los que envío un saludo muy especial. Todos contamos, todos sumamos. Y todos, desde Andalucía queremos contribuir a una España de progreso que no olvide sus raíces, que mire a su diversidad con orgullo y que sepa garantizar la igualdad de
derechos de todos los españoles vivan donde vivan.
Mis mejores deseos para el año que ahora comienza, con la esperanza de que sea
mejor que el que despedimos. Y mi compromiso, mi empeño, por un futuro mejor, en el que Andalucía avance en prosperidad para todas y todos.
Buenas noches y Feliz 2013.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s

%d bloggers like this: